En la movidaEn la movida

Suscríbete a nuestro Newsletter

X

Únete a nuestra lista de correos para recibir semanalmente actualizaciones de nuestro contenido.

La mujer más vieja del mundo come tocino

La mujer más vieja del mundo come tocino 04.NOV.15

A veces parece que las personas quieren dividir el mundo en sustancias que causan cáncer y las que no. Ayer  el mundo se volvió loco cuando la Organización Mundial de la Salud anunció que las carnes procesadas son oficialmente cancerígenas, y muchos están considerando cambiar su dieta completamente (y si te comes 10 salchichas diarias, probablemente deberías hacerlo). Pero la cosa es mucho más complicada que las clasificaciones de la OMS. No todas las personas que fumen padecerán cáncer de pulmón, ni todas las personas que consuman carne procesada padecerán cáncer de colon… y eso incluye a la mujer más vieja del mundo.

Susannah Mushatt Jones tiene 116 años y es la persona más vieja en todo mundo. Todas las mañanas, desde hace décadas, lo primero que come es un plato de tocino. Es su comida favorita, y jura que es uno de los secretos de su longevidad. Jones está ciega y parcialmente sorda, pero sigue siendo una mujer fuerte que come sin ayuda las deliciosas tiras de carne procesada, para luego zamparse un paquete completo de cinco chicles, todos los días.

“Cada mañana con un vaso de agua y jugo de arándanos, Jones toma un multivitamínico y medicamento para la presión. Ve al doctor cuatro veces al año para ‘mantenimiento’, según su sobrina Lois Judge. Junto a comer chicle y sus desayunos, Judge dice que la dieta de Jones consiste en su mayoría de frutas. Nunca se queja de dolor.”

Como vemos, cada cuerpo reaccionará distinto a las sustancias que ingerimos. Sí, las carnes procesadas son agentes que están relacionados con un mayor riesgo de cáncer, pero eso no significa que si las consumes desarrollarás la enfermedad. Tal vez incluso llegues a pasar de los 100 años. O tal vez no. El cáncer es un conjunto de padecimientos complicados, y la histeria colectiva no ayuda a que encontremos la forma de vencerlo de una vez por todas.