En la movidaEn la movida

Suscríbete a nuestro Newsletter

X

Únete a nuestra lista de correos para recibir semanalmente actualizaciones de nuestro contenido.

7 palabras científicas que hemos estado utilizando

7 palabras científicas que hemos estado utilizando 21.MAR.16

Cuando hablamos en términos relacionados con la ciencia, es muy fácil caer en errores. Las palabras suelen tener significados diferentes para los investigadores y científicos, que para el resto del la gente. Estoy seguro que nosotros no somos los únicos que hemos confundido alguno de los conceptos que les mostramos a continuación.

1. Teoría.

En una conversación cualquiera, la gente no le da la importancia que tiene a la palabra ‘teoría’ (“tengo la teoría de que Chapo Guzmán realmente es hijo de Houdini”), cuando en ciencia es la palabra que otorga el mayor honor que una idea puede recibir. Para establecer una ‘teoría’, un científico debe realizar obervaciones, llegar a hipótesis que lo expliquen y probar experimentalmente cada una de ellas. Una vez han sido verificadas varias hipótesis, podemos empezar a hablar de teorías…

2. Natural.

“Ah, tranquilo, es natural”, es algo que escuchamos mucho hoy en día, con esa obsesión por las cosas “orgánicas” y “libres de qímicos”. ‘Natural’ significa (como es obvio) algo que existe en la naturaleza, y no tiene porque ser algo bueno (como el arsénico).

3. Dinosaurio.

¿Cuál es tu dinosaurio favorito, el pterodáctilo o el Plesiosaurus? MAL. Mucha gente desconoce que la palabra “dinosaurio” se refiere sólo a los antiguos reptiles que vivían en la tierra, ni los marinos ni los voladores.

4. Tóxico/venenoso.

Mucha gente utiliza indistintamente las palabras “tóxico” y ” veneno”, y aunque ambos contienen toxinas, tienen una diferencia fundamental. Un tóxico lo inhalamos, lo ingerimos o lo absorvemos, mientras que el veneno se expulsa a través de otras cosas, normalmente algún tipo de colmillo.

5. Cometa/meteoro/meteorito/asteroide.

¿Pero no son todos rocas en el espacio? Las diferencias entre estos términos son bastante importantes, sobre todo si alguna de ellas se dirige hacia ti. Los ‘cometas’ y ‘asteroides’ son objetos celestiales que giran alrededor del sol y tienen unos tamaños entre 10 y 578 km de diámetro. Mientras que los ‘asteroides’ están hechos de metales y materiales rocosos, los ‘cometas’ lo están de hielo, polvo y roca. Los ‘meteoros’, son “pequeñas” partículas (por debajo de 10 metros de diámetro) que arden al cruzar la atmósfera terrestre (son las conocidas “estrellas fugaces”). Por último, un ‘meteorito’ es cualquier cosa que llegase a cruzar nuestra atmósfera y chocase contra la superficie de la Tierra.

6. Fósil.

Los fósiles, además de ser esos restos duros de partes animales como huesos o caparazones, pueden ser cualquier resto que haya sido formado por un organismo, ya sean tejidos, huellas, madrigueras o nidos (todos deben tener más de 10.000 años).

7. Homínido.

Probablemente hayas oído la palabra homínido para describir humanos y a nuestros antecesores. Hasta hace poco era correcto. Pero desde hace una década, los investigadores han empezado a reclasificar la forma en que nos referimos a los primates, usando la palabra “homininos” para descibrir el grupo de humanos modernos. ‘Homínido’ no es incorrecto, pero también engloba a otros simios y antecesores.