En la movidaEn la movida

Suscríbete a nuestro Newsletter

X

Únete a nuestra lista de correos para recibir semanalmente actualizaciones de nuestro contenido.

Por qué todos comemos cotufas en el cine

Por qué todos comemos cotufas en el cine 11.DIC.15

Una de las costumbres más sagradas de ir al cine es el comprar una buena porción de palomitas para acompañar la película. Es algo que hacemos desde que tenemos memoria, pero se han preguntado ¿Por qué comemos palomitas? Sobretodo habiendo tantos otros snacks que podríamos disfrutar.

Bueno, en este video del canal Mental Floss, el conductor Craig Benzine responde esta pregunta. Entre las cosas que hicieron a las palomitas de maíz un bocadillo popular, fue que de inicio son fáciles de hacer y transportar.

Cuando comenzaron a surgir los primeros cines, había vendedores de comida que se colocaban cerca de las salas, que eran unos pequeños cuartos donde proyectaban películas y podías acudir pagando cinco centavos. Sin embargo, llegaron los cines más lujosos, en los cuales se prohibió la entrada de alimentos, probablemente porque los propietarios no querían tener que limpiar comida tirada en sus elegantes inmuebles.

En la década de los 30 comenzaron a permitir a algunos vendedores de alimento, pero además coincidió con la Gran Depresión, en la que las películas se volvieron la forma de entretenimiento más barata con todo y un cubo de palomitas. Además, las palomitas empezaron a rendir grandes ganancias a los vendedores…

Y ya se imaginan cómo continúa la historia. Chequen el video completo y descubran cómo nació esta costumbre.